fbpx

Caso clínico: hipertensión nerviosa juvenil

Croquetas de setas y boniato blanco
enero 7, 2020
Volver a la India, es volver a casa
enero 27, 2020
Muestra todo

Caso clínico: hipertensión nerviosa juvenil

 

Varón de 18 años, que, tras un reconocimiento de pesca submarina, en verano del 2016, se detectan valores anormales en la TA (tensión arterial). En febrero del año 2017 se le hace seguimiento y presenta una TAS (tensión arterial sistólica) de 160 mmHg, que en posteriores controles sigue con TA alta.

El Historial médico, indica antecedentes familiares por parte paterna.

Se le realizan pruebas para estudiar esta TA.

El ECG (electrocariograma) sale con signos de repolarización precoz con elevación del punto J. Parece ser que su médico no le ha dado importancia ya que el es un joven deportista.

Se le efectúa un estudio hormonal de aldosterona, THS y metanefrinas en 24H. Resultados normales.

Ecografía abdominal y renal, normales.

Los análisis de sangre y orina son normales excepto el cortisol alto sobre los valores normales en sangre.

Tratamiento médico: medidas higiénico-dietéticas (comida sin sal)

Pablo acompañado de su madre acude a la consulta con este historial tras cumplir a raja tabla el consejo médico, sin embargo la TA sigue con valores altos, de 160/90 mmHg, 150/80 mmHg…..

Observo a un chico aparentemente tranquilo, pero me llama la atención el cortisol algo elevado en su analítica. El valor es de 1,36 ug/dl y el máximo en sangre es de 1,10 ug/dl. Recalco que su médico no le ha dado importancia.

Antes de seguir quiero que entiendas, porque sigo este hilo conductor.

El cortisol es una hormona, que produce la glándula suprarrenal, se le llama hormona del estrés.

El exceso de cortisol provoca, tensión física y mental. Aumenta el colesterol, descontrola la glucemia y sube la tensión arterial entre otros problemas.

Teniendo estos datos clínicos que me aporta el paciente, hablo con él y me cuenta su día a día. Al parecer él no se siente nervioso, pero cuando yo le observo la lengua (prueba que hacemos los acupuntores para hacer diagnósticos de síndromes energéticos) entiendo que hay estrés y preocupación, aunque Pablo no es del todo consciente.

Ya en la camilla con el testaje de kinesiología, confirmo lo que venia observando desde el comienzo de la cita.

Este paciente tiene una hipertensión nerviosa, por lo que la eliminación de sal común, que es la que consumía no provocaba ningún beneficio en su estado, en mi opinión.

Le tomo la TA y es de 150/90 cuando se estira en la camilla.

Le trato con acupuntura la HTA (hipertensión arterial) y el sistema nervioso, rebajando sensiblemente su estrés en la primera sesión, tanto es así que la segunda toma de TA en la camilla es ahora de 135/80.

Le propongo complementos de nutrición ortomolecular, como son el Magnesio y vitamina B6 (pirodixina), esta ayuda a sintetizar los neurotransmisores y el magnesio controla la TA.

En este caso no le doy nada de fitoterapia antihipertensiva, porque presumo que no hay ningún indicador en el historial médico que me lo señale.

Por último, hago unos ajustes higiénico-dietéticos, para que el chico los realice sin que le resulten demasiado dificultosos, debido a su edad y estilo de vida y le planteo la posibilidad de empezar a hacer algunos ejercicios de mindfulness.   

En tan solo dos visitas Pablo ha regulado su TA y su estilo de vida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.