Claves para tener unos dientes sanos

Los dientes en los humanos no solo sirven para masticar, sino que están implicados en la articulación del lenguaje, en la expresión y dimensión de la cara.

La dentición en los niños está formada por 20 piezas, que son los dientes de leche y en los adultos de 32 piezas.

Cada diente está formado por la parte externa, la corona cuyo tejido es el esmalte. Por dentro se encuentra la dentina que es dura como el hueso, va desde el exterior entrando en el maxilar en forma de raíz y la recubre una fina capa llamada cemento.

A las raíces les mantiene una membrana periodontal. A través del orificio que se abre en el extremo de la raíz le inervan los nervios, los vasos sanguíneos y tejido conjuntivo.

Los dientes son susceptibles a una bacteria oral que siempre permanece en la boca y reacciona con los hidratos de carbono activándose, formando ácidos capaces de desintegrar el esmalte produciendo la caries por efecto de putrefacción.

Que hacer para mantener una dentadura sana:

  • Una buena higiene bucal.
  • Evitar la saliva ácida.
  • Prescindir de alimentos refinados, azúcar refinado, exceso de carne, quesos, café.
  • Mantener una dieta equilibrada, rica en fruta, verduras, cereales, legumbres, granos y algo de proteína animal de buena calidad.
  • No fumar.
  • No utilizar dendríticos con flúor.

Remedios naturales:

  • Masticar hojas de stevia.
  • Masticar un trozo de aceite de coco y dejarlo derretir en la boca.
  • Infusión de salvia y manzanilla para desinflamar las encías.
  • Infusión de boldo para estimular la producción de saliva.
  • Enjuagues de bicarbonato de sodio varias veces por semana.
  • Usar un dentífrico a base de hierbas.
  • El té verde combate la placa dental.
  • El aceite esencial de orégano diluido en una cucharada de aceite vegetal para enjuagar la boca, es un potente antibacteriano.
  • Enjuague con agua de mar porqué en muy alcalina. La encontrarás en herbodietéticas.
  • El xilitol o azúcar de abedul puro para hacer enjuagues bucales.

*Los dientes básicamente están formados por calcio que es un mineral imprescindible para que estén fuertes. Lo podemos obtener del sésamo, Brócoli, almendras crudas, algas y kéfir.

*Imprescindible cada 6 meses acudir al odontólogo para revisión. *

Cati Palou

Cati Palou

Estoy enamorada de la salud y del bienestar.

Me he formado en naturopatía, acupuntura, restauración bioenergética, nutrición ortomolecular y muchas otras disciplinas más.

¡Si te ha gustado este post no olvides compartirlo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email