Coca de verduras
mayo 24, 2016
Pudin de chia con fresas
mayo 31, 2016
Muestra todo

¿Dónde está el calcio?

Mucho hemos oído hablar de este famoso mineral. Pero dónde está el calcio, que es el mineral más abundante de nuestro cuerpo. Nosotros, lo tenemos en los huesos, la médula ósea y la sangre, junto con al fósforo y ael potasio forman la parte fundamental de las células sanguíneas y el hueso.

El calcio, contribuye a que la homeostasis de nuestro organismo esté equilibrada. Es imprescindible para que este se fije en los huesos que vaya unido también de la vitamina D. Es importante que para esa fijación haya buena transmisión de impulsos nervioso, mejorar también las contracciones musculares y la coagulación sanguínea.

El déficit de calcio produce descalcificación, calambres, insomnio y flacidez, entre otros. La osteoporosis es un estado de descalcificación avanzado. Curiosamente hay estudios que demuestran que los países que consumen más lácteos son los que su población tiene más incidencia la osteoporosis.

Los lácteos ciertamente son ricos en calcio, pero al ser acidificantes, roban otros minerales del cuerpo para tamponar ese efecto, con lo cual, el benéficio no es tal.

Para que haya una buena absorción de calcio tiene que haber un equilibrio entre los otros minerales que le acompañan como el magnesio, el fósforo. La leche, por ejemplo, es alta en fósforo y baja en magnesio, por lo tanto es un desequilibrio ya sumado al inconveniente de la acifidificación, vemos que no es nada recomendable, a pesar de lo que se dice.

Si es así, ¿dónde encontramos un calcio de calidad que nuestro cuerpo lo aproveche sin problemas añadidos?

  1. Semillas de sésamo, almendras, semillas de amapola, semillas de girasol y semillas en general.
  2. Verduras de hojas verdes. Las que son ricas en oxalatos como son las acelgas o espinacas no hacer abuso de ellas ya que dificultan la fijación del mineral
  3. Germinados
  4. Algas
  5. Legumbres
  6. Cereales
  7. Las frutas, y en especial, el higo seco
  8. Los pescados son ricos en calcio por las raspas y porque contienen vitamina D.

Del fósforo y magnesio destacaré la levadura de cerveza, germen de trigo y salvado de trigo que tienen en común son alimentos interesantes para consumirlos a diario.

Debemos tener en cuenta que los alimentos proteicos siempre tenderán a acidificar nuestro organismo, eso quiere decir que nos robarán minerales de nuestro cuerpo. Aun así, no podemos vivir sin proteínas, son necesarias, pero intentaremos recurrir a  la proteína vegetal que es menos acidificante y además aporta fibra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.