fbpx
Salteado de níscalos y seitán
noviembre 15, 2016
Sobre el estrés
noviembre 23, 2016
Muestra todo

Magnesio: todas las claves

En los últimos tiempos se oye hablar mucho del magnesio. Para algunos remedio milagroso y en parte no les falta razón.

Es uno de los oligoelementos más abundantes en nuestro cuerpo, junto a otros como el calcio, potasio, fósforo, sodio o el azufre.

28 gramos se encuentran en los huesos y los dientes otra parte en los músculos y los tejidos, el resto en la sangre y los fluidos.

El magnesio es un regulador de los niveles de calcio, cobre, zinc, potasio y vitamina D.

En general es muy importante su acción enzimática en la producción de energía el ATP (adenosin trifosfato), también sintetiza las proteínas y las grasas. El magensio es imprescindible para producir las contracciones y relajación de los músculos.

¿Cómo funciona en tu cuerpo?

  • Equilibra el estado emocional y mental. Interviene en la formación de neurotransmisores y receptores neuronales. El magnesio facilita la sinapsis neuronal. Es cofactor de la síntesis de dopamina y serotonina dos neurotrsmisores que controlan el bienestar, el hambre el sueño y el estrés entre otras funciones.
  • El estrés estimula la producción de cortisol en las glándulas suprarrenales a altas dosis es muy perjudicial para el organismo, aquí actúa este mineral manteniendo los niveles esta hormona a raya.
  • Los niveles óptimos de magnesio controlan el azúcar en sangre por lo que es muy importante que los diabéticos lo consuman a diario
  • Ayuda mantener un buen ritmo cardiaco, disminuyendo la presión arterial, las arritmias y -ataques cardiacos, aunque la proporción de magnesio calcio debe ser muy exacta.
  • Favorece la fluidez sanguínea
  • La osteoporosis debe ir acompañados los suplementos de calcio con magnesio y vitamina D.
  • Incide directamente el dolor neurálgico.
  • Es un relajante muscular por lo que actúa sobre el síndrome de las piernas inquietas, además de contracturas musculares.
  • Eficaz antiácido y laxante.
  • Estudios demuestran que también es beneficioso en enfermos asmáticos.
  • Disminuye las migrañas ya que estas tienen un gran componente de estrés.
  • Alcaliniza el organismo.

¿Dónde  lo encuentro?

La población actual en general esta deficitaria de magnesio. Los cultivos hoy en día se realizan en tierras carentes de minerales y eso repercute en la calidad de los alimentos que tomamos.

Según el departamento de agricultura de EEUU se precisa tomar un mínimo de 300 a 420 miligramos al día en adultos.

  • Los alimentos más ricos en este mineral son los de hoja verde puesto que es necesario para que la planta haga la fotosíntesis, como por ejemplo, las acelgas, espinacas, brócoli, coliflor, lechugas…
  • El salvado de arroz integral
  • Las algas
  • Las cebolletas liofilizadas
  • Semillas de calabaza
  • Caco en polvo
  • Albahaca seca
  • Semillas de comino
  • Nueces de Brasil
  • Perejil
  • Harina de sésamo
  • Almendras
  • Plátano
  • Aguacate
  • Frutos secos (especialmente higos secos)
  • Mijo
  • Legumbres (especialmente soja)
  • Salmón
  • langostinos
  • Suero de leche
  • Lácteos en general
  • Carne roja

Estos son los alimentos que contienen más cantidad de magnesio, aunque hay muchos más que pueden aportaros.

¿Cómo sé si me falta magnesio?

  • Pérdida de apetito, fatiga, dolor de cabeza, debilidad, náuseas, hormigueo, cambios de humor, contracciones musculares, calambres, arritmias… estos síntomas pueden ser indicadores.
  • Hay circunstancias que pueden aumentar la demanda como son
  • Tratamientos con antibióticos, diuréticos, quimioterapia.
  • Dificultades en absorción por parte del sisma digestivo
  • El abuso de alcohol, tabaco y drogas
  • Problemas renales

¡Atención! Solamente el 1% de magnesio circula por la sangre por lo que un análisis de sangre no será concluyente para hacer una valoración real. Por tanto, estaremos atentos a los síntomas.

¿Cómo puedo complementarme?

En el caso de no cumplir con una dieta óptima se pueden tomar complementos teniendo en cuenta la fuente mineral

Variedades:

  • Citrato de magnesio, el que presenta mejor absorción
  • Aspartato de magnesio le sigue en absorción al citrato
  • Cloruro de magnesio efecto laxante contraindicado en gastritis, úlcera y acidez
  • Carbonato de magnesio efectos laxantes, aunque menores que el cloruro. Interesante como antiácido porque al llega al estómago se disocia en bicarbonato
  • Lactato de magnesio el más interesante para los niños ya que su efecto laxante es muy reducido
  • Sulfato de magnesio o sales de Epson muy laxante se utiliza para depuración hepática
  • Oxido de magnesio se absorbe muy poco
  • El mejor modo de absorberlo es complementando con vitamina B6 y D3.

Tomarlo con hidratos de carbono y en dos dosis separadas.

Cualquier complementación debe ser dirigida por un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.