fbpx
Así nos afecta el otoño
Cómo nos afecta el otoño
septiembre 23, 2019
Receta pizza con base de coliflor
octubre 3, 2019
Muestra todo

Sofocos en la menopausia

 

¿Qué son los sofocos en la menopausia?

Son una sensación repentina de calor, aumentando el flujo sanguíneo, en el torso, cuello y cara. Su duración es breve, aunque en algunos casos puede durar varios minutos. Por la noche a veces son más intensos incidiendo en la dificultad para dormir.

Los sofocos son tan solo uno de los síntomas que afectan a la mujer durante la menopausia.

Según la asociación Española para el estudio de la menopausia (AEEM), el 70% de los síntomas del climaterio son los sofocos, que suponen un empeoramiento de la calidad de vida muy importante.

¿Cuándo empiezan?

Los sofocos pueden empezar unos años antes de la menopausia.

Sobre los 45 años comienza a descender la actividad ovárica y es aquí dónde pueden asomar los primeros sofocos entre otros síntomas asociados a la menopausia.

La menopausia se determina cuando la mujer deja de menstruar durante un año seguido.

¿Por qué tenemos sofocos?

Durante la menopausia hay una bajada de estrógenos y progesterona por la disminución de actividad de los ovarios y este desequilibrio parece ser que altera centro termorregulador del cuerpo situado en el hipotálamo.

Al producirse este aumento de temperatura el cuerpo responde sudando para bajar la temperatura y el enrojecimiento.

Se ven más afectadas las personas con sobrepeso.

Según la medicina tradicional China, la menopausia y los sofocos que van asociados a ella, se producen por déficit de yin del elemento agua.

Esta medicina ancestral se rige por los cinco elementos agua, fuego, madera, tierra y metal. Cuando alguno de estos es en desequilibrio rompe la armonía y la fluidez energética de los demás. Dicho de manera más sencilla, si no hay energía el cuerpo se debilitara y enfermara ineludiblemente.

Dentro de este elemento agua el órgano que le pertenece es la esencia del riñón que es dónde reside la fuerza vital original del cuerpo humano, también llamado Jing.

Tratamientos naturales para los sofocos en la menopausia

  • Isoflavona de soja
  • Cimicifuga racemosa
  • Salvia
  • Lúpulo
  • Dong Quai
  • Vitex agnus o zausgatillo
  • Trébol rojo
  • Wild yan
  • Maca

Todas estas plantas tienen efectos regulares de los estrógenos.

  • Vitamina E.
  • Aceite de onagra y aceite de borraja
  • Técnicas de relajación como Mindfulness, yoga, meditación.
  • Acupuntura.
  • Cambios de hábitos y alimentación.

Tratamiento médico

Terapia hormonal sustitutiva (THS)

Recomendaciones para evitar los sofocos

  • Vestirse con ropa ancha de algodón
  • Vestir por capas
  • Mantener la estancia ventilada y fresca
  • Eliminar el consumo de alcohol
  • Evitar los alimentos muy picantes
  • Estar muy bien hidratada
  • Evitar el sobrepeso
  • Dejar el tabaco

 

Alimentación para reducir los sofocos

Los alimentos que nos fortalezcan la energía de los riñones serán ideales para evitar o reducir estos síntomas tan desagradables en el climaterio.

  • Las legumbres negras como los azukis.
  • Soja negra.
  • judías negras.
  • Sésamo negro.
  • Algas. 
  • Vegetales de raíz remolachas, zanahorias.
  • Nueces.
  • Pescado azul.
  • Los guisantes contienen fitoestrógenos.
  • Tempeh elaborado a base de soja fermentada, tiene fitoestrógenos y probióticos.
  • Kuzu, raíz de origen asiático que contiene fitoestrógenos y prebióticos por la riqueza de almidón resistente.
  • Germinado de alfalfa, ricos en hierro, encimas y fitoestrógenos.
  • Semillas de lino, ricas en ligamos equilibran el cambio hormonal.

 

*Cualquier tratamiento, aunque solo sea con fitoterapia, deberá ser consultado por un profesional cualificado.

Más información en la menopausia en la mujer

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.