Paella de habas tiernas
abril 4, 2017
Hipertiroidismo
abril 10, 2017
Muestra todo

Panades mallorquinas veganas

A los que somos mallorquines las panades nos transportan al calor familiar, es lo que ocurre con la gastronomía popular. En cada rincón de nuestro país siempre hay algunos platos que se vinculan con unas fechas, fiestas o acontecimientos muy entrañables.

Las panades son la excusa perfecta para reunir a las mujeres de la familia: madres, suegras, hermanas, tías, sobrinas…. No sabéis la que se arma en una cocina mallorquina en estas fiestas de Pascua.

La historia de la panada me ha resultado muy curiosa y, en el fondo a mí particularmente, me ha alegrado, puesto que como sabéis, mis recetas son veganas. Parece ser que la panada está emparentada con un plato hebreo descrito en el Talmud llamado paixitia. El uso del cerdo y la manteca se ha interpretado como una manera de cristianizar la receta judía.

Esta receta la he elaborado con algunos alimentos diferentes a las recetas originales. He cambiado la harina de trigo por la de espelta, a mí me gusta más comer y cocinar con harinas no refinadas y si puede ser sin gluten, mejor; aunque la espelta sí tiene, pero es muy saludable. Quiero que sepas que la puedes versionar para los celiacos utilizando la harina Schar.

Otro cambio que verás es que no utilizo manteca de cerdo, sino aceite de coco que tiene una textura similar. Lo debes comprar crudo y puedes también adquirirlo sin sabor.

¡Vamos a la receta!

 

Para la masa:

  • 1 kg de harina de espelta, en su defecto harina integral
  • 2 tazas medianas de aceite de oliva virgen AOVE
  • 125 gr de aceite de coco
  • 1 taza de agua templada

Para el relleno:

  • 1 manojo de sofritos
  • 1 manojo de acelgas
  • 300 gr de guisantes frescos
  • Una pizca de pimentón rojo Tap de cortí
  • Aceite de oliva AOVE
  • 1 pizca de sal marina
  • 1 pizca de pimienta negra

Elaboración:

En un cuenco pones la harina y le añades el aceite de oliva, el aceite de coco y el agua templada. Con las manos debes aplastar el aceite de coco y amasarlo todo hasta que quede una masa compacta.

Escaldar unos minutos los guisantes, cortar las acelgas a tiras delgaditas y picar los sofritos; todo ello lo pones en una fuente a la que agregarás el pimentón dulce, la pimienta negra y la sal. Lo remueves todo y lo dejas un rato reposando.

Sobre una mesa puedes poner un trapo de cocina de algodón o papel vegetal y haces dos bolitas con la masa de la medida de un huevo pequeño. En una bolita metes los dedos y vas dando forma de una pequeña cesta, ten en cuenta que los laterales deben quedar firmes. Dentro vas rellenando con los ingredientes que tienes, ya casi está la panada lista, pero te falta tapar la cesta que lo harás con la otra bola; coges esta masa y la aplanas, para finalizar la pones encima y con los dedos vas pellizcando los bordes dando un pequeño giro a cada pellizco para que quede bien cerrada.

Con estos ingredientes te saldrán aproximadamente 15 panadas.

La horneas a una temperatura de 180ºC unos 30 minutos.

Para comerlas mejor dejarlas enfriar.

¡A disfrutar!

 

La foto es de No Sin Mi Termomix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.